Catering con servicio de chef a domicilio en Rambla Catalunya, Barcelona

Este servicio de Catering con chef a domicilio se realizo en Barcelona, en un ático de la calle Rambla Catalunya. El cliente quiere que le organicemos una comida familiar con 4 entrantes a modo de pica pica, un segundo de paella de marisco y un postre. Nuestro equipo se encargo de llevar todo el material necesario para el evento, como parte del menaje, la paella, el fogón y el gas. Una vez en el domicilio, por cierto un piso con una terraza extraordinaria, donde se organizo una bonita mesa de madera donde los comensales disfrutaron de la velada.

El chef se encargo de preparar toda la oferta gastronómica, llegando con el tiempo suficiente para poder organizar toda la comida. 

Una vez todos los invitados habían llegado, se empieza con el pica pica, como primer plato tenían un vaso de gazpacho de tomate y fresas. un entrante muy refrescante y ligero, muy apropiado para el día caluroso y soleado que hacia. A continuación se sirvió un tartar de lomo de atún con guacamole y crujiente de nori con quínoa. Un plato fresco con mucho sabor y texturas que encanto a los comensales.  Para terminar el pica se sirvió un Gua Bao de panceta ibérica laqueada y cacahuetes. Un bocado muy tierno y sabroso, cocinado al vapor para que tenga esa textura tan tierna y esponjosa. Con este plato el pica pica termino y se despejo la mesa para poder servir el segundo.

Con anterioridad el chef preparo el montaje del fogón y el butano, para cocinar la paella.

En cuanto se empezó a servir el pica pica se puso en marcha, así se disponía del tiempo necesario para que el arroz estuviera en su punto justo al terminar el ultimo plato. 

Tal y como el chef había calculado el arroz estuvo puntual en el momento en que acabaron los primeros. Así se podía servir a los comensales una ración de paella de marisco calentita y recién hecha. Los comensales disfrutaron de una paella deliciosa, recién hecha y en casa.

Tengo que confesar que no sobro ni un solo grano de arroz.

En un menu tan importante es el postre como el plato principal. Por ese motivo el chef había preparado un postre que no fallaría. Relleno unas copas con crumble de galleta speculoos y frutos rojos. Con la ayuda de un sifón preparo delante de los clientes una mouse de chocolate caliente 70% cacao belga decorado con cacao en polvo. Un postre untuoso, suave y «ligero» para poner el broche final al servicio.

Agradecemos a Verónica haber elegido Basylic Catering y que haya depositado su confianza en nosotros. Ha sido un placer estar en su casa con su familia.

Si deseas conocer nuestro servició de Catering pincha aquí

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *